PSG: De Mendigo A Rey

Spain,sevilla,holiday,parade,square - free image from needpix.com En el PSG no están nada contento con el rendimiento del holandés, que podría tener una salida cómoda al equipo de José Mourinho. ¿Por qué la historia del PSG no es normal? Al final de la campaña, Arrigo Sacchi dimitió como entrenador para hacerse cargo de La Nazionale,17 con lo que el Milán iniciaba una nueva etapa al mando, una vez más, de Fabio Capello.18 Se especuló que el equipo formado por Arrigo Sacchi fue el mejor equipo de la historia.

Carlos Padrós hasta que se hizo cargo de la presidencia blanca. Tras acabarse el plazo (lunes) para pagar la deuda de 32 millones que Li tenía con el fondo inversor, Elliott hizo oficial el cobro por medio de acciones, y tomó el control absoluto del AC Milan. Según el diario italiano, Elliott inyectaría 150 millones de capital para el Milan, en plan de reforzar el club. Así lo confirmó el diario italiano ‘LaGazzettadelloSport’, y en donde el grupo ya tomó como primera medida retirar el resto de la junta de Li, Chen Huashan y Henry Isabelle, y reemplazados por Viktor Schuh, Aldo Savi y Gloria Centineo Cavarretta Mazzoleni. El resto de los estratos del campo, incluían la solvencia del meta Giovanni Galli, un férreo mediocampo compuesto por Roberto Donadoni, Angelo Colombo y Carlo Ancelotti; a lo que se sumaba el ataque de talentos como Marco van Basten y Ruud Gullit, quienes desplegaban su juego en la compañía del instinto goleador de Pietro Paolo Virdis.

Suecia se mostraba incomodaba el ataque en estático. Además redacta una previa del partido que aparece en portada del periódico el día del mismo y también la crónica de cada uno de los encuentros disputados por el Granada club de futbol. No hay día tranquilo en Milán. En el inicio de la temporada, el Milán se adjudicó un nuevo trofeo al revalidar la Supercopa de Italia, después de vencer (en una final jugada en Washington, Estados Unidos) al Torino, con un único gol de Marco Simone a los cuatro minutos del primer tiempo. Aquella final, jugada contra el Sao Paulo de Brasil, lo vio dos veces en desventaja, pero logrando igualar las acciones (Massaro al minuto 48′ y Papin al 81′), aunque finalmente y a cuatro minutos del término, el equipo acabó cayendo por 2:3, en una disputada final.

Champions League 2019/20: Quarter-final Predictions - by Vadims Mikeļevičs - Medium A pesar de ello, el equipo no lograba destacarse en el campeonato local. La temporada prosiguió la marcha triunfal del Milán de Capello al conquistar la segunda Supercopa de Italia, después de vencer al Parma por 2:1, en un partido que comenzó con Van Basten concretando el primer desequilibrio y con Daniele Massaro finiquitando el duelo (a 20 minutos del término), luego del transitorio 1:1. En el campeonato de liga, el Milán logró extender a 58 los partidos sin conocer derrotas en la Serie A, toda una marca a nivel local y uno de los invictos más prolongadas en el plano internacional. Después de la obtención del scudetto récord, el Milan posaba sus ojos en Europa, pero sin dejar de lado otro suceso a nivel local.

En el choque que se viene, su entrenador español Ricardo Rodríguez pondrá sus mejores jugadores disponibles en un partido que puede ser una oportunidad única para medir el nivel de su plantel, al jugar contra unos de los mejores jugadores del mundo. Con Van Basten lesionado y perdiéndose prácticamente toda la temporada, el Milán concentraba sus fuerzas en el torneo local (después de quedar eliminado en la segunda ronda de la Copa de la UEFA frente al Español por un global de 0:2), disputándolo ante el Napoli de Maradona. Al final de la temporada, el equipo logró adjudicarse la tercera edición del Mundialito de Clubes. Al final de la temporada, se despidieron los históricos Franco Baresi (retirando el dorsal número 6 en su honor) y Mauro Tassotti.

Sacchi también contó con un grupo de primer orden al disponer, en una sólida defensa, de la guía del capitán Franco Baresi, sumado a Paolo Maldini, Alessandro Costacurta y Mauro Tassotti. El Milán no volvió al campo en forma de protesta, una vez solucionado el problema técnico, por lo que se le imposibilitó la participación en Europa al año siguiente.

La era Capello continuaba en la senda del éxito al iniciar la temporada de 1994/95 con la obtención, en agosto, de la Supercopa de Italia (la cuarta del club y la tercera de manera consecutiva), en un partido disputado en el San Siro, donde el Milán se impuso a la Sampdoria por 4:3 en penales, después de empatar 1:1 en el tiempo regular y suplementario (con un gol de Gullit que igualaba el marcador a siete minutos del término de los noventa minutos). De esta manera accedió a nueva final, la cual perdió por un global de 0:1 ante la Juventus. El prolífico año se cerraría en el plano europeo, al arribar invicto, a la tercera final de manera consecutiva de la Liga de Campeones (la séptima en la historia de Il Diavolo).

En el campo continental de la Copa de Campeones (renombrada esa temporada como Liga de Campeones de la UEFA), Il Diavolo se confirmaba como una muy sólida escuadra al vencer sus diez partidos disputados, marcar 23 tantos y ver vencida su valla en tan sólo una ocasión. Los dirigidos por Capello, lograron imponerse a los demás rivales, pero teniendo que disputar sus dos últimos partidos de local en el grupo, en un campo neutro de la ciudad de Trieste, tras un incidente en la victoria del equipo por 3:0 ante el Austria Salzburgo, en San Siro. Esa victoria situó al Milán en la final que se disputó en el Camp Nou y frente al temible equipo rumano del Steaua Bucarest (campeones de Europa en 1986). La victoria contundente (magistral a nivel tanto táctico como técnico) de 4:0 dejó en evidencia el vistoso juego del equipo y las grandes individualidades que poseía, al ser Gullit y Van Basten (con una doppietta de cada uno) quienes concretasen los goles que le otorgaban al Milán, su tercera Copa de Campeones y su sexto título a nivel internacional.15 En el campeonato local, el equipo acabó en la tercera ubicación.

Era una máquina de una eficacia temible, que emularían luego muchos otros equipos. El método de Sacchi era ante todo impresionante por la sensación de bloque colectivo que desprendía. En 1992, para conmemorar el centenario del club, fue aprobado una nueva versión del mismo, en el que se incorporó el popular lema You’ll Never Walk Alone coronado por una representación de las Puertas de Shankly. Zlatan Ibrahimović está cerca de cumplir 41 años y se acaba de operar una rodilla, pero todavía tiene cuerda para más en el fútbol. En la temporada de 1993/94, el Milán cambió nombres, como el del trío neerlandés (al ser Gullit y Rijkaard traspasados y Van Basten estar cerca del retiro por una serie de infortunios), Alberigo Evani (después de trece años con el club, fue cedido a la Sampdoria) y Gianluigi Lentini (víctima de un grave accidente automovilístico, quedó fuera del equipo por el resto de la campaña).

Armadillo animal armadillo ears shell south southwest tail texas west Después de igualar 1:1 en Milán, la squadra de Sacchi se vio en desventaja de 0:1, además de tener que disputar el resto del partido con un hombre menos (tras la expulsión de Virdis). También se desvincula del club gaditano Ousmane Traoré, jugador que estuvo presente en la cantera del Cádiz CF. Tras un difícil inicio, el sueco fue reemplazado por Fabio Capello (campeón como jugador en el Milán de la Copa Italia en el ’77 y del décimo scudetto en el ‘7913 ). El joven entrenador logró levantar al equipo hasta la quinta casilla (teniendo a Pietro Paolo Virdis como capocannoniere con 17 tantos), por lo que igualaba en puntos con la Sampdoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.